El calcio en cada etapa de la vida.
 
 
tamaño
El calcio forma parte importante del desarrollo en cada etapa de tu vida. Desde antes de nacer necesitas de él, forma parte importante en tu juventud y se queda contigo el resto de tu vida. Por lo tanto, nunca se es demasiado viejo o demasiado joven para prestar atención a sus necesidades de calcio.
A lo largo de la vida, una dieta saludable que incluya suficiente calcio y vitamina D, para ayudar a optimizar su absorción, puede ayudar a reducir el riesgo de osteoporosis más adelante en la vida.
 
 
 
 

Etapas de la vida

Utiliza nuestra herramienta para conocer más acerca de la importancia del calcio y el rol que juega en cada etapa de la vida.

Da click aquí

Niñez

Esta etapa de la vida es crucial para la formación y la salud de sus huesos, por lo que es vital que los niños obtengan suficiente calcio en su dieta. Durante la niñez es muy importante promover actividades al aire libre, así como ejercicio o actividades deportivas para mantener los huesos sanos y fuertes. Para asegurar un buen desarrollo óseo la ingesta diaria recomendada de calcio en bebés y niños (0-9 años) es de 300 mg a 700 mg. Siguiente

Juventud

Los años clave para el desarrollo de la masa ósea son durante la niñez y la adolescencia. En esta etapa, así como en la niñez, la formación de hueso nuevo es más rápida que la eliminación de hueso viejo, con lo cual los huesos se vuelven más grandes y densos. Es entre los 25 años y 30 años, aproximadamente, cuando suele alcanzarse la "masa ósea máxima" (densidad ósea máxima).
Entre las edades de 10 a 18 años, se recomienda una ingesta de 1300 mg de calcio diariamente. Siguiente

Embarazo y Lactancia

Durante el embarazo el bebé necesita calcio para desarrollar su esqueleto y sus dientes, el cual es absorbido de las reservas de calcio en el cuerpo de la madre. Durante la lactancia ocurre un proceso similar, los huesos del bebe continúan su formación y crecimiento. La madre, mediante la leche materna, aporta al bebé todo el calcio que éste necesita día a día. Por lo tanto, en estas dos etapas es muy importante que la madre asegure su ingesta de calcio diaria recomendada de 1200 mg a 1500 mg. Siguiente

Adulto

Aproximadamente, entre los 25 y 30 años la masa ósea alcanza su desarrollo máximo. Se calcula que entre los 30 y 35 años, el cuerpo comienza a perder hueso. En esta etapa es cuando se debe de concentrar en consumir suficiente calcio en la dieta y realizar actividades físicas para fortalecer los huesos. Se recomienda que los adultos ingieran de 1000 mg a 1200 mg de calcio por día dependiendo de la edad. Siguiente

Menopausia

Después de la menopausia, los ovarios dejan de producir la hormona estrógeno, la cual ayuda a mantener los huesos fuertes. Aún durante la perimenopausia (el periodo de 2 a 8 años antes de la menopausia), los niveles de estrógeno pueden comenzar a bajar y esto conlleva a una pérdida de masa ósea. Con el tiempo, la pérdida de hueso puede causar inicialmente la osteopenia (disminución de la masa ósea) y luego osteoporosis. Se recomienda consumir entre 1200 mg y 1500 mg de calcio diarios durante esta etapa. Siguiente

Vejez

Las mujeres mayores de 60 años se encuentran ante un riesgo más elevado de padecer osteoporosis. En esta edad es todavía más importante vigilar su ingesta de calcio  y micronutrientes, y tomar medidas preventivas para evitar las fracturas. También se recomienda realizar algunos ejercicios para beneficiar la salud ósea en esta etapa son: caminata, trote, baile, tenis, voleibol, rutinas de ejercicio con gimnasio o yoga. Calcule sus necesidades